EXPOSICIÓN ANTONIO LÓPEZ

Publicado: 16/09/2011 15:32 por javiermontalvo en Pintura
20110919121202-5050.jpg

Antonio López, pintor originario de Tomelloso, se hermana con Madrid, así de este modo exponía mi artículo sobre otro antonio y pintor, este verano parece que algo gira entorno a la pintura y me gusta. Antonio López se hermanó con Madrid ya hace varias décadas al tomarla como inspiración de su propia obra.

En esta ocasión hemos visitado la exposición del primero, que ha organizado el Museo Thyssen-Bornemisza, que me ha provocado sensaciones especiales, una colección de pintura y escultura que toca los estilos diferentes y más representativos del artista.

No podemos escapar a la percepción de los detalles de la pintura paisajista e urbana, que refleja en cada rincón del cuadro, en cada posición un detalle que en sí mismo, podría constituir una obra diferente, y en su conjunto un resultado distintivo. Tampoco puede escapar al observador las líneas de perspectiva que se define en su obra, en ocasiones con un solo punto de fuga que dirige tu mirada hacia el fondo de la calle, de la terraza, o de una torre, muchas veces la mirada quiere doblar la esquina y continuar por la calle del fondo, imaginando cómo continuaría el pintor la escena que no se ve en el cuadro desde la posición que ocupas, esta es la sensación especial, recorrer el cuadro en su interior.

La misma sensación se produce, cuando fuera del plano del propio cuadro hay un picaporte de una puerta entreabierta que da paso a una habitación desordenada, o una antigua cocina, y sientes como apetece cogerlo con tu mano y abrir para pasar o sencillamente cerrarla. Un simple gesto que la propia pintura te incita. Pasar y recoger el frasco de cristal que hay en el suelo, o mojar tu mano en el agua de la bañera, o abrir el grifo y escuchar su chirrido y la caída del agua, en definitiva participar de la propia obra, ser integrante, me recuerda a aquella película de Woody Allen que el protagonista entraba y salía de la pantalla para invitar a una mujer espectadora que entrara con él y se integrara en la historia. Es un juego de imaginación divertido e interesante, es prácticamente real. Por el contrario, si finalmente te quedas quieto, también puedes ver el juego de sombras y detalles acondicionados a su propia iluminación, sorprende.

 

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.