- Deberías airearte un poco, no entiendo tu obstinación por quedarte encerrado ahí dentro, al fin y al cabo siempre pasa igual, te hacen una visita, algún presente o alguna florecica y nada, hasta el año siguiente. Es difícil que pasen por aquí si no estás presentable, siempre lo dejas para el final y nos quedamos solos. ¡Ay! Con lo que te gustaba la cuadrilla, la gente, mira allí abajo, donde los jardines, ¡Qué guapos están todos! Preparadicos, parece que sea juevintxo, a ti siempre te acaba pillando el toro.

- El toro ya no importa, el colorao, ¿te acuerdas? Ese ya se arrancó, deberías saberlo.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.