MÚSICOS EN LA NATURALEZA

Publicado: 06/07/2014 21:24 por javiermontalvo en Música
20140706212431-image.jpg



Recuerdo cuando cursábamos el bachillerato que esperabamos nerviosos el primer día de vacaciones de verano para acampar en cualquier sitio, mochila y tren, cuatro aperos cada uno, o mochila y bus, tienda de campaña con amigos en cualquier lugar y repetíamos año tras año, era nuestra pequeña tradición.

Este fin de semana ha tenido un poco de este sabor tradicional, podría recordar muchos, pero hoy me quedo con uno de aquellos viajes camperos, fue con dos grandes amigos, también de la música, al Circo de Gredos, Pablo y Nacho, anduvimos por la sierra cuatro días fantásticos, con noches estrelladas al pie del Almanzor. Las fechas, el campo, la música y el entorno han hecho concentrarse recuerdos y emociones con esta solera en algunos instantes.

Claro que pasado el tiempo, cambiando las piezas del tablero que el tiempo nos ha ido dando, o que también hemos ido eligiendo, sustituimos la tienda por una furgoneta, la linterna por un móvil, los amigos por una mujer y la música gravada por el directo.

Aprovechando la soledad o la calma depende de como se quiera ver, que dejan tus hijos al irse de campamento, nos disponemos a pasar un fin de semana diferente. Naturaleza y Música unido en un mismo formato, superando la pereza, ahora que estoy de vuelta, me alegro de haberlo hecho.

La imponente Sierra de Gredos nos ha recibido esta vez para asistir a un concierto con un cartel de aquella solera: Rosendo, qué grande, y como dijo al acabar su actuación y presentar al siguiente, os dejo con el maestro John Fogerty. Siempre he dicho que la música en directo te presta sensaciones diferentes pero en un entorno así, con la luna de testigo, el frío, la humedad de la sierra o la yerba, el préstamo se transforma en un regalo impagable.

Todos los que allí estábamos disfrutamos de un espectáculo bestial, nos unía la música, el rock y cada uno su razón; al menos yo, me quedo con la fuerza de los dos conciertos, la guitarra del primero, y el dominio del espectáculo del segundo, con músicos fantásticos, batería espectacular y un uso de la voz del maestro que ya quisiéramos, cuando escuchas canciones en directo y en vivo, que has oído por gusto en el pasado, que has compartido con otros o disfrutado solo y que las has hecho parte de tu propia identidad, se grava en tu interior nuevamente con el reconocimiento placentero de un nuevo cuño.

Por la música, las sensaciones, el entorno y la compañía, sin objetivos de fecha, seguro que repetimos.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.