Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2011.

 

Que tienes la cara aplastada”

 

 JMD

Hamburgueseando

Publicado: 11/07/2011 11:14 por javiermontalvo en Anécdotas

Hamburgueseando

Domingo a la una o viernes a las ocho, una de las tradiciones más afamadas de los madriles es entrar en una tasca para vinos o una cervecería para una fresca, escuchando desde dentro y a media voz, ¡al fondo hay sitio! y contestar, ¡camarero una cañita! o cuatro si vas en compañía como marcan los cánones del foro, y el mesonero contesta en voz alta, ¡marchando! mientras grita hacia dentro ¡una tapita pa cuatro! ¡oído cocina! se escucha levemente, mientras sirve golpeando en la barra cuatro fresquitas con espuma densa y blanca, y seguidamente, la tan esperada tapita, moneda de cambio que aumenta o disminuye la fama del garito. Y al marchar, ¡...bote!

No hay palabras si repetimos este ritual tres o cuatro veces antes de la cena, tapeando se menta, posiblemente con más compañía que en la primera, compartiendo las anécdotas de la semana y gasto del parné.

El pasado viernes cambiamos las tradiciones,  cambiando la tapita por la hamburguesa y las olivas por las chips, la cervecita, esa no, esa no la cambiamos, y tomamos unas cuantas en el centro de Madrid,  pero las hamburguesas se hicieron de rogar y el mesonero, se cuenta, que nos recibirá en otra ocasión. Puedo certificar, visto el número de platos que se tomaron los plumillas y por la opinión de algún cercano cliente que prefirió esperarse a la hartura de los primeros, que la tapa estaba espectacular, eso se cuenta, ....y la cuadrilla responde ¡eso algún día lo vamos a ver!

La segunda tasca, en los arrabales, menos gata pero muy afamada entre las bandas de chavales, con terracita de verano incluida, estuvo genial, cervecita, patatas, carne y compañía universal. Un pequeño pero, los barros de las cervezas no eran de calidad de alturas y no se oyó al entrar ¡al fondo hay sitio! Qué se le va a hacer.

 

SORIA

Publicado: 18/07/2011 12:21 por javiermontalvo en Viajes

¡Soria fría, Soria pura

Cabeza de Extremadura,
con su castillo guerrero
arruinado, sobre el Duero;
con sus murallas roídas
y sus casas denegridas!

¡Muerta ciudad de señores
soldados o cazadores;
de portales con escudos
de cien linajes hidalgos,
y de famélicos galgos,
de galgos flacos y agudos,
que pululan
por las sórdidas callejas,
y a la medianoche ululan,
cuando graznan las cornejas!

¡Soria fría!  La campana
de la Audiencia da la una.
Soria, ciudad castellana
¡tan bella! bajo la luna.

Colinas plateadas,
grises alcores, cárdenas roquedas
por donde traza el Duero
su curva de ballesta
en torno a Soria, obscuros encinares,
ariscos pedregales, calvas sierras,
caminos blancos y álamos del río,
tardes de Soria, mística y guerrera,
hoy siento por vosotros, en el fondo
del corazón, tristeza,

tristeza que es amor! ¡Campos de Soria
donde parece que las rocas sueñan,
conmigo vais! ¡Colinas plateadas,
grises alcores, cárdenas roquedas!...

He vuelto a ver los álamos dorados,
álamos del camino en la ribera
del Duero, entre San Polo y San Saturio,
tras las murallas viejas
de Soria —barbacana
hacia Aragón, en castellana tierra—.

Estos chopos del río, que acompañan
con el sonido de sus hojas secas
el son del agua, cuando el viento sopla,
tienen en sus cortezas
grabadas iniciales que son nombres
de enamorados, cifras que son fechas.

¡Álamos del amor que ayer tuvisteis
de ruiseñores vuestras ramas llenas;
álamos que seréis mañana liras
del viento perfumado en primavera;
álamos del amor cerca del agua
que corre y pasa y sueña,
álamos de las márgenes del Duero,
conmigo vais, mi corazón os lleva!

¡Oh, sí!  Conmigo vais, campos de Soria,
tardes tranquilas, montes de violeta,
alamedas del río, verde sueño
del suelo gris y de la parda tierra,
agria melancolía
de la ciudad decrépita.

Me habéis llegado al alma,
¿o acaso estabais en el fondo de ella?

¡Gentes del alto llano numantino
que a Dios guardáis como cristianas viejas,
que el sol de España os llene
de alegría, de luz y de riqueza!

 

(Antonio Machado - Campos de Castilla)

EXPOSICIÓN DE PINTURA - SIGÜENZA

Publicado: 20/07/2011 10:30 por javiermontalvo en Pintura
20110720103009-cartel1-copia.jpg

Cuando conocí a Antonio hace aproximadamente diez años, me parecía un tipo peculiar y pausado, que medía sus palabras antes de empezar a hablar y caminaba en silencio por la calle con un tórrido ademán, posiblemente por sus orígenes.

Con el tiempo y cambiando impresiones con él de muy diversos temas, he descubierto que no lo era tanto porque en realidad abandonaba ciertas formas para dar a conocer lo que pensaba o lo que sentía  con una producción espontánea inusitada. Sus tiempos están marcados por la reflexión y la producción, supongo que en eso nos parecemos muchos de nuestra especie, pero no tan destacadamente, dejando a otros que no practican alguna de las dos cualidades, pero esto es otro cantar. 

En verdad es capaz de volcar o sería más propio en esta ocasión de expresar, series de ideas fugazmente pero siempre mucho más despacio de lo que pasa por su interior.  Y en otros momentos es capaz de callar y escuchar sosegadamente. Y esa debe ser su forma de expresión delante de un lienzo, yo me imagino,  plasmando sentimientos, meditaciones o situaciones mediante su trabajo, el color y la textura sobre la tela son el resultado y manifestación de su discurso, a veces fugazmente y otras con calma.

Cuando termina uno de sus cuadros y encuentra lo que quería mostrar, explica cómo ha llegado a este resultado y lo que estaba buscando. A veces me dice, toca el lienzo, y lo haces con cuidado, no quieres estropear nada, el arte comenta, hay que sentirlo no solo con la vista. En otras ocasiones, viendo en su taller un cuadro, dice no está acabado y lo deja para terminarlo cuando sus tiempos lo dicten, entiendo yo. En su taller habla de pintores, dibujantes, maestros en los que encontró alguna sintonía y siempre me habla de las nuevas técnicas que quiere desarrollar, aprender, para encontrar nuevos canales de exteriorizar sus mensajes.

Pintor originario de Melilla, se ha hermanado ahora con Sigüenza al elegir nuestra ciudad, exponiendo sus trabajos en la Casa del Doncel, en la que se celebró el pasado 30 de julio la ceremonia de Inauguración a la que asistieron varios miembros de la corporación municipal y Dña. Sonsoles Arcones, Concejala de Cultura del Ayuntamiento de Sigüenza dio la bienvenida al artista, quien agradeció su gentil gesto de recepción y acogida.

La primera jornada de la exposición fue todo un éxito de público entre visitantes y residentes de Sigüenza, que pudieron conocer personalmente al pintor y acercarse a su producción artística. La exposición estará abierta durante todo el mes de agosto.

Con esta colorista exposición de su colección, Antonio Moreno, quien admiró y elogió la obra de nuestro inolvidable ilustrador de la pintura en Sigüenza, D. Fermín Santos, quiere compartir su obra con todos los seguntinos y turistas, continuando su secuencia de exposiciones artísticas que le preceden, y prepara ya su nueva colección que expondrá el próximo año en Washintong D.C.

Puedo acabar como empecé, cuando conocí a Antonio hace aproximadamente diez años, me parecía un tipo peculiar y pausado, en aquel momento no sabía que era pintor, ni tampoco que iba a ser uno de mis amigos y me alegro ahora por ambos hechos, y por su iniciativa de haber elegido en esta ocasión para presentar sus trabajos, Sigüenza, parte muy importante de mi vida.