Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2013.

Mil soles espléndidos

Publicado: 01/02/2013 00:31 por javiermontalvo en El rincón del sillón

Abrí esta sección hace meses gracias Khaled Hosseini. En esta ocasión tras finalizar su segunda novela Mil soles espléndidos, me veo obligado continuar,  porque es uno de los narradores revelación de mi biblioteca.

Encontramos un recorrido cultural de extremo a extremo, desde la defensa de la educación de las mujeres por encima de cualquier culto, de un afgano a finales de los setenta, que mantiene ante su hija y le explica que una sociedad no tiene la menor posibilidad de éxito si sus mujeres no reciben educación, hasta el drástico contraste con la forma de tratar a su esposa de otro afgano contemporáneo al anterior, que la ordena y la desprecia, sintiéndose un ser superior por el simple hecho de ser varón.

Encontramos también un recorrido histórico en una línea sinuosa, desde los años de paz antes la ocupación soviética (1978), las ejecuciones sumarísimas de éstos y torturas sobre la población que mantenía relación o simpatía con el régimen anterior, la alegría de los que permanecen y su esperanza ante el nuevo Estado Islámico de Afganistán (1992) y tras ella, la nueva desolación y opresión talibán (1996) que no solo prohibía a las niñas asistir a la escuela, sino que cerraron las escuelas para niñas, que prohibían trabajar a las mujeres, enseñar su rostro, andar a solas por la calle sin la protección de un familiar varón, hablar a menos que se le dirija la palabra, en definitiva obedecer al hombre por encima de todo y siempre bajo la  terrible amenaza lapidaria del ejecutor varón. Tras ellos, la ayuda internacional para expulsarlos de todas las ciudades importantes (2002) obligándoles a cruzar las líneas fronterizas y refugiarse en las montañas. Gracias al autor hemos visitado sus ciudades, Kabul y Herat, entre otras, en tiempos de paz y en tiempos de guerra. 

La historia que relata envuelve nuevamente el valor de la amistad y el amor conjuntos al desprecio de la tortura y el abuso, de forma magistral dentro de un Afganistán real. Hosseini nos relata la estremecedora historia de Laila y Mariam que recorren aquella línea sinuosa histórica de forma común y a la vez independiente, rodeadas de sangrientos sucesos, de torturas insufribles, de pobreza y hambre, de guerras y a la vez rodeadas  de amores y esperanzas, de la inocencia y fragilidad de los niños, de la paciencia, la supervivencia y de lazos humanos imposibles de desanudar.

Todos estos sentimientos, sensaciones y sucesos se reciben en una novela traducida al español, sentados cómodamente en un sillón situado en el occidente de Europa, pero el autor los relata diciéndonos lo que ocurre actualmente en nuestro mundo, acercándonos algo que nos parecía tan lejano. Podría hablar de cada uno de ellos, en vez de enumerarlos como hago en este texto,  pero inevitablemente anularía la invitación que hago a su lectura.

También me cuestiono tras acabarlo, qué dirección tomará ahora esa línea sinuosa en el futuro cuando en el 2014 abandonen el pais las fuerzas internacionales de ayuda a la pacificación; a decir verdad, todo pais tiene derecho a su propio gobierno sin vigilancia externa. Mantengamos la esperanza.  

Eran incontables las lunas que brillaban sobre las azoteas

 o los mil soles espléndidos que se ocultaban tras sus muros