Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2020.

Día de la Madre

Publicado: 03/05/2020 18:03 por javiermontalvo en El rincón del sillón
20200503180421-img-8361.jpg

 

Disfrutad, en nuestra generación, es un bien escaso!!! Los que ya no las tenemos, las conservamos en el corazón, lugar del que nunca ya podrán salir, estarán allí para la eternidad. Suerte de tenerlas, los que aún las conserváis, porque no hay amor más grande que el de una madre hacia sus hijos, hacia sus nietos, un beso enorme a todas las presentes y a las ausentes, todas fueron grandes y aún más, siguen siéndolo, un aplauso sentido y cariñoso desde los que no lo somos, desde la admiración a todas las que también lo sois, porque es la figura más grande que ha dado la naturaleza, y por ende la sociedad humana. Enhorabuena a todas!!!

La fotografía se realizó al cielo de Madrid, fenómeno extraño posiblemente un guiño, desde el Cementerio de la Almudena, durante el entierro de mi madre. Autor, un Montalvo, no sé cuál de todos. 22/05/2015.

WABI SABI

Publicado: 08/05/2020 18:26 por javiermontalvo en Bonsai
20200508182700-10-molino01.jpg

javiermontalvo 2018 - canon 40 D

 

¿Wabi sabi, sabríamos decir lo que significa? Yo no. Leyendo y escuchando a los que saben, diría que habría que aproximarse al Zen, escuela de origen chino, budismo Chán que pasó a varias otras escuelas, incluidas escuelas Zen japonesas. Zen significa meditación y a través de ella, la percepción de la naturaleza y la comprensión del significado de la vida. 

Esta compresión a través de la forma de vivir, enseñada por maestros zen a sus discípulos, es trasladada desde tiempo inmemorial mediante numerosas disciplinas, a través de ritos, cultivo corporal, artes marciales y diferentes manifestaciones artísticas como la pintura, caligrafía, poesía, música, ikebana, bonsái, ceremonia del té o el jardín japonés entre otras.

Es complicado para una cultura de diferente origen, acercarse a algo tan intangible y además antiguo, aunque quizás no tanto, ya que podemos alcanzar una gran aproximación, pensando que cualquier manifestación de culto o religión, oriental u occidental, desde sus ancestros contienen este velo intangible común.

La filosofía wabi sabi busca la belleza a través del paso del tiempo y de la imperfección de las cosas. La belleza de la imperfección, todo aquello que nos produce rechazo en su funcionalidad o diseño, pero sin saber por qué nos atrae provocando sensaciones de melancolía, bienestar, sencillez o calma. En la cultura occidental tendría una semejanza o aproximación que no igualdad, a lo rústico, también al romanticismo.

Adentrándonos en el término, como solemos hacer los occidentales, Wabi es simplicidad, ya sea elegante o rústica y Sabi, significa la belleza de la edad y el desgaste. Sin embargo, si preguntáramos a un maestro Zen japonés, huiría del propio significante en sí, ya que está muy dentro de su ser, es una forma de ver la vida.

Algunas características de la estética wabi sabi son la asimetría, la textura irregular o la carencia de acabados, es desorden o azar, que muestran sencillez o modestia y sugieren además un proceso natural, no provocado. No se puede fabricar, simplemente se crea y permanece, el juego está en encontrarlo en una taza sin asa, un vaso inclinado o arañado, una cerámica inacabada, una banqueta de madera rasgada, un antiguo molino de viento, un farol oxidado o una maceta irregular, todos ellos en definitiva, piezas únicas que bien dotándolas de utilidad o no, bien dotándolas simplemente de presencia nos producen bienestar y felicidad, disfrutemos de ellas.

Comparativamente entre culturas, wabi sabi ocupa la misma posición en la estética japonesa que en Occidente ocupan los ideales griegos de belleza y perfección.

Navegando por ahí en la nube, encontré: “…en uno de los majestuosos jardines de Kioto, un maestro de té, le pidió a su alumno que preparara la ceremonia del té. El joven recortó los setos, rastrilló la grava, recogió las hojas secas de las piedras y limpió el sendero de ramas de musgo. El jardín parecía inmaculado: ni una brizna de hierba fuera de lugar. El maestro inspeccionó el jardín en silencio. Luego, extendió la mano hacia una rama de un árbol de arce y la sacudió, mirando cómo caían las hojas caoba con gracia desordenadas en la tierra. Ahí estaba ahora, la magia de la imperfección. Ahí estaba, el orden de la naturaleza, nunca lejos de las manos de los humanos. Ahí estaba, wabi-sabi, pensó el maestro Rikyu, el padre de la ceremonia japonesa del té…”

Wabi sabi nos enseña, la belleza de la imperfección que perdura. Nada más y nada menos, intentando interiorizarlo, diríamos que es una forma de ver la vida y que socialmente produce felicidad al aceptar los fallos de otra persona, una persona es siempre inacabada y en cambio continuo, igual que un bonsái. Wabi sabi, en lugar de tomar los fallos como un proyecto para arreglar, es el tiempo y la energía emocional para disfrutar de esa persona como un ser único.

Ya dije que era complicado y que no sabía definirlo, seguro que no lo he conseguido, sin embargo es muy revelador y atractivo.



Sin preguntas por favor. (I)

Publicado: 15/05/2020 12:33 por javiermontalvo en Instantáneas
20200515125422-original-copia-85.jpg

javiermontalvo 2018 - canon 40 D

 

(I)

Escucha con atención su relato que en ocasiones tiene toda la fuerza de la lógica, pero en otros momentos se siente descorazonado hacia un precipicio de dudas. Cuando acaba y cree que tiene la oportunidad de hablar se encuentra aislado, esperaba resolver las importantes cuestiones, pero al parecer no hay turno de preguntas salvo para los elegidos, mira a sus colegas que admiten su papel de forma sumisa. Solo algunos han conseguido colocar su cuestión que es contestada con matemático guion. Es más, cree; no, está seguro que ayer escuchó la misma respuesta dejando en el aire un halo difuso sin respuesta real. ¡Qué perfección! - piensa.

Al salir a la calle casi desierta baja las escaleras pensando en lo sucedido distraído, alguien se acerca desde la puerta del edificio acristalado de enfrente y le dice, no vuelvas a entrar, todos tienen el chip instalado, han ocupado su canal, te pasará a ti también si insistes. ¿Quién eres? - le preguntó; aún libre - contestó ella; quedamos pocos, la información está fuera, no dentro - contesta mientras se aleja por el jardín lateral.

Ramadán

Publicado: 18/05/2020 09:28 por javiermontalvo en El rincón del sillón
20200518092845-ramadan.jpg

javiermontalvo 2019 - canon 40 D

 

El agua, la vida y la luz,

descansa entre ausencia y la sombra

se seca la piel en penumbra,

más tarde,

se empapa y se alumbra

y a oscuras,

la piel y la carne renacen.

El ciclo del agua y la sombra.

El ciclo de la luz y la sed.

 

Justo hace un año me encontraba en Marrakech y en Ramadán. Me habían hablado algunos amigos que lo conocen de primera mano y de tiempo atrás, de lo que significaba y lo que podía encontrarme y llegar a ver. Tengo que reconocer que causó un golpe cultural en mi, ya que no solo era testigo en primera persona sino que estaba, aunque sin practicar, dentro de la escena. En tan mágica ciudad, escribí varias notas aquella semana; esta es una de ellas.